La fiesta de cumpleaños fue amenizada por bailes, teatro y música en vivo mientras se disfrutaba de la opípara cena en la que no faltó de nada y donde el rico asado a la estaca con sopa fue el punto central de las mesas.