baile-estefana

«Al término de una gala en Paraguay, hace 26 años, quien se acercó a Fany para decirle que había electrizado al público con la cadencia de su caderas y su movimiento excitante y arrebatador. «Tu baile es electrizante», remarcó el espectador entusiasmado por el espectáculo de la joven, que por entonces tenía 17 años y muchos escenarios y pistas de baile bajo sus pies. La palabra sonó bonita y atractiva, recuerda la bailarina, que la atrapó al vuelo y empezó a repetirla para si misma para ver como encajaba como apellido artístico a continuación de su nombre. Su maestra le dio el plácet y desde entonces, Estefanía Díaz que era conocida en el mundo de las bambalinas solo como Fany se convirtió en la bailarina electrizante.» (Diario Levante).